¿La IA nos quitará el trabajo?

Comunicación

01 marzo - 7 min lectura

Entrevista de Pedro Lopez Fontaneda, redactor del programa Myconomy a Agustín Rodríguez, CEO de pfs, para Radio Intereconomía

Pedro López Fontaneda: En los últimos tiempos hemos asistido a un acelerón brutal en la tecnología de la inteligencia artificial. Digo últimos tiempos así, indefinido iba a poner últimos meses, pero creo que tampoco es realista porque es una tecnología que lleva mucho más tiempo desarrollándose. Pero es verdad que el «aceleronaco» lo hemos visto desde hace muy poco tiempo. IA conversacional, IA Generativa, todos estos avances desde hace años ya generan una contrapartida de pensamiento. Muchas personas piensan en la otra cara de la moneda: el miedo, el ponerle vallas al campo, que dirán muchos, se ha generado un movimiento que algunos ya apodan como neoludismo. El ludismo era, en la revolución industrial, cuándo algunos se negaban a esa industrialización, justamente porque las máquinas podían hacer mecánicamente y sin cobrar, el trabajo de no sé cuántas personas, pues claro, ahora puede pasar lo mismo con la inteligencia artificial. Y eso es lo que algunas personas, están empezando a temer, ¿no?

Este neoludismo carga contra la IA por la posibilidad de que pase lo mismo, que elimine puestos de trabajo. Así que vamos a hablar en los próximos minutos con nuestro ya querido Agustín Rodríguez, CEO de PFS Tech&Data, muy buenas tardes, Agustín. Es que justamente contigo, que trabajas a diario con inteligencia artificial, te quería preguntar ¿qué piensas de todo esto? ¿tú cómo lo ves? claro, tú estarás muy en contra de este movimiento.

Agustín Rodriguez: Hombre, por supuesto, no solo en contra, sino además, bueno, hace poco hemos hemos hecho un movimiento de estos de M&A (Merger and Acquisitions), porque dentro del plan de expansión de la compañía ha estado siempre también la visión de seguir ampliando nuestras capacidades de inteligencia artificial. Y el dato que me parece super interesante, es que la compañía que se integra dentro del grupo PFS es una compañía que viene utilizando inteligencia artificial, se llama AIS, una compañía de origen español que ha estado ya en en muchísimos países utilizando estas capacidades. Y resulta que esta compañía lleva utilizando inteligencia artificial desde el año 1993. O sea, imagínate hasta dónde, la inteligencia artificial es algo que se viene utilizando en los últimos 30 y tantos años y además, con una capacidad de aumentar las decisiones y la productividad. Y no es una novedad, al final, lo que venimos a decir es que la inteligencia artificial lleva ya muchos años con nosotros y llevamos muchos años utilizándola para tomar mejores decisiones, utilizando modelos matemáticos en los que calcular y predecir lo que puede pasar, y desde luego, lo que hemos tenido ahora, como tú bien decías, es un acelerón de una parte concreta del uso de esa inteligencia artificial, que es esa parte más llamativa porque es generativa, porque genera contenidos, porque hasta ahora no la habíamos visto.

Pedro López Fontaneda: claro, lo que estamos viendo en los últimos tiempos es, lo que decía la entradilla, un acelerón brutal. Pero esta inteligencia artificial, lleva viéndose un desarrollo desde hace muchos años, años 90 hemos dicho de AIS. ¿Desde los años 90 ya se ha visto algún cambio en el mercado? ¿Qué haya ocurrido ya un poco esto de lo que temen estos neoludistas?.

Agustín Rodriguez: Pues Fíjate, es sorprendente, porque justo en esta parte, el uso de la inteligencia artificial en el mundo del crédito y el uso de la inteligencia artificial en el mundo de la banca y de todos estos modelos matemáticos que permiten tomar decisiones adecuadas acerca de ¿a quién se le presta? ¿Por qué precio? ¿Cómo se le presta?, el impacto ha sido tan importante desde el punto de vista de la capacidad de abrir el crédito al mercado, que ha permitido expandir el mundo financiero, como lo conocemos hoy, desde el punto de vista de crédito. Pero al contrario de destruir puestos de trabajo, cada vez hay más puestos de trabajo relacionados con la utilización de los modelos predictivos, de los modelos de machine learning. O sea, al revés de ser una destructora de trabajos, se ha convertido en una generadora de un nuevo tipo de trabajo en el que quizá el conocimiento y la capacidad de trabajar datos es mucho más rápida y cómoda y la tecnología lo facilita, pero, también es verdad, que crea unos puestos de trabajo de mayor necesidad de pensamiento y de saber hacer la pregunta, que antes no existían. Porque, sencillamente, el volumen de crédito que se podía dar a mano, no permitía que se pudieran manejar los datos en un formato de Big Data y en un formato de modelo de inteligencia ¿no?. Bueno, este es un ejemplo en un sector concreto donde realmente toda esa parte de utilización matemática no necesariamente ha destruido puestos de trabajo, sino que los ha transformado, haciendo que haya menos trabajo manual y más trabajo en el que aplicar pensamiento.

Pedro López Fontaneda: Eso hoy está claro, o sea, creo que hay un cambio de naturaleza de los de los trabajos, es decir, los empleos que se generan a partir del desarrollo de estas nuevas tecnologías son más específicos, algo más técnicos, para gente que ha estudiado algo sobre IA, es decir, pues lo que decías, por ejemplo ¿cómo generar mejores promts para una inteligencia artificial? ¿Cómo conocerla tanto como para hacer en menos tiempo lo que quieres que haga esa inteligencia artificial? Pero sí que se eliminarán puestos, probablemente más mecánicos, más manuales, por así decirlo. O sea, hay un problema para los perfiles de trabajadores sin formación, ¿no?

Agustín Rodriguez: Si de lo que estamos hablando es de que estás muchas horas al día haciendo tareas repetitivas, sí vas a tener un cierto problema con la inteligencia artificial generativa. En el momento en el que se aporta un punto diferencial, evidentemente esa inteligencia artificial generativa no va a poder. Yo el otro día estaba buscando para preparar qué se está diciendo a favor y en contra, y una frase concretamente de Mar Vidal que me encantó, que decía, «la inteligencia artificial no te quitará el trabajo, el trabajo te lo quitará otro que sepa utilizar la inteligencia artificial mejor que tú», que por cierto, es lo mismo que pasa cuando no sabes inglés y tu compañía multinacional, o como cuando no sabes utilizar bien un Excel y tu compañero de al lado es una máquina haciendo tablas dinámicas en Excel, pues posiblemente el jefe le vaya a encargar a él el próximo informe y el análisis de la siguiente tendencia, y no a ti. Pero al fin y al cabo, y por terminar y añadir mi granito, la tecnología siempre es un habilitador y siempre se comoditiza, porque dentro de 10 años todos tendremos accesibles las mismas tecnologías, por tanto se comoditizará. El diferencial, una vez más, lo pondrá el ser humano, las personas, los profesionales son los que añaden ese diferencial a la tecnología.

Pedro López Fontaneda: Entonces, sí que crees que a corto plazo puede haber ahí un problemilla para los puestos de la gente que no se haya dado prisa y no lo haya sabido ver venir…

Agustín Rodriguez: Eso es, o sea, siempre que hay una nueva disrupción tecnológica, siempre hay un momento en el que hay personas que se quedan descolgadas. En el corto plazo, sí es verdad que va a haber un momento en el que, esto es como si hoy alguien que no use whatsapp o que no sepa navegar por Internet, pues imagínate dónde se puede encontrar hoy ¿no? un problema muy grave, te quedas sin acceso a todo, Entonces esto es lo que va a pasar, va a haber un momento donde quién esté un poquito descolgado va a pasarlo peor, pero no es algo que ha venido a destruir los puestos, sino que tenemos que ir poco a poco adaptándonos y siendo capaces de introducirla en nuestro día a día. Esta es la manera en que yo creo que debemos verlo.

Pedro López Fontaneda: Es que, Agustín, estoy con este debate todos los días con mis amigos, la verdad. Les mando aquí un saludo. Tengo un par estudiando tech&data y, además, cuando tienen que picar código, que pueden tirar directamente, en esa parte tan mecánica, de chat GPT, y que no es que te lo haga, si es que ya, hasta te enseña cómo hacer el código, pues están encantados. Ahora ya para terminar, que nos quedamos ya sin tiempo. ¿Qué sectores pueden ser más peligrosos? El otro día estuvimos aquí, toqueteando una inteligencia artificial que me hizo hablar en chino, a mi compañera Blanca del Tronco en alemán, eso sonaba maravilloso…también es verdad que no sabemos ni chino ni alemán, así que tampoco sabemos muy bien si sonaba muy bien. Pero, ¿qué sectores pueden ser los más peligrosos? en este caso, estaba pensando en el de los traductores, porque se van a necesitar menos. Al final los traductores, en vez de estar traduciendo directamente, igual lo que están haciendo es corregir la traducción de una IA, entonces, ¿Qué sectores pueden ser los más peligrosos en este caso?

Agustín Rodriguez: Claro, pero fíjate, volvemos al uso, una vez tengo la tecnología, volvemos al impacto que puede generar. Por un lado, podemos decir, es posible que necesitemos menos traductores, por otro lado, te puedo decir, es posible que si tú pudieras, en cualquier videoconferencia, en cualquier correo, en cualquier llamada, de repente hablar en el idioma que tú quieras y que el que esté al otro lado te escuche en el otro idioma, lo que vas a hacer es abrir infinitamente más la frecuencia con la que las empresas van a trabajar en otros entornos y otros idiomas, la frecuencia en la que nos vamos a interconectar en otros entornos y otros idiomas. Por tanto, para refinar cuando es importante el documento, porque yo le pido a la IA que me ayude a tener una conversación contigo mañana tomándonos una cerveza, pero no le voy a pedir a la IA que me redacte un contrato completo de una compraventa de una compañía en China, entonces, en ese momento necesitaré los que sean capaces de hacer esa traducción jurada que me permitan llegar a una notaría de aquí de allí y hacerla. Y el número de veces que eso se va a producir, si el idioma deja de ser una barrera, es mayor, entonces, primero vamos a mirar qué habilita y luego a quién puede afectar. Pero mi opinión es, posiblemente si habilitamos mucho más la comunicación multiidioma entre las personas, estaremos provocando que hagan falta más traductores. Eso sí, los traductores solo los necesitaremos para el 10%, para el 5% de las cosas que no me da la IA, ese es el cambio.

Pedro López Fontaneda: Pues Agustín, me gusta tu punto de vista, te volvemos a llamar cuando hablemos de inteligencia artificial, que últimamente es casi todos los días, se nos está yendo un poco de las manos esto de la IA, el tema de moda. La verdad es que hay tanto de que hablar que vamos…..Agustín Rodríguez CEO de PFS Tech&Data, muchas gracias. Un abrazo.