Entrevista a David Fernández, director comercial de la línea AIS en pfs, para L’Econòmic

Comunicación

15 abril - 3 min lectura

Entrevista de el Director de L’Econòmic Francesc Muñoz a David Fernández, director comercial de la línea AIS en pfs

Sede Corporativa del grupo pfs en Madrid

FRANCESC MUÑOZ DORADO – BARCELONA Grupo AIS, la empresa pionera en inteligencia artificial (IA) aplicada al riesgo crediticio en Cataluña, aspira a acelerar su crecimiento gracias a la integración en el grupo pfs, especializado en soluciones tecnológicas para todo el ciclo de vida del crédito. David Fernández, director comercial y miembro del comité de dirección de AIS, subraya que esta operación –cuyo precio no ha trascendido– puede ayudarles a aspirar a clientes más grandes dentro del sector financiero.

“Las empresas grandes quieren proveedores también grandes”, enfatiza para explicar la barrera que hasta ahora han tenido para competir con firmas multinacionales del sector por los contratos con entidades financieras grandes.

Fernández también destaca la complementariedad de los productos de ambas empresas y de la presencia internacional, principalmente en América Latina, para predecir que la adquisición será beneficiosa para ambas partes:

“pfs valora nuestra capacidad de análisis de datos (data analytics) y nuestras herramientas de IA, porque les puede ayudar a ser más competitivos”, añade.

El Grupo AIS nació en 1987 por iniciativa de Ramon Trias, propietario de la firma hasta su venta en enero pasado, que desarrolló técnicas informáticas basadas en IA para facilitar la toma de decisiones en la concesión de riesgo a particulares, en un momento en que el sector financiero necesitaba agilizar este trámite. Fue una época en que la sociedad dejó atrás escrúpulos del pasado en contra de los préstamos bancarios al consumo, que experimentaron un fuerte crecimiento a partir de ese momento. AIS se consolidó como un socio tecnológico necesario para el sector en un contexto de nula competencia que duró una década, hasta la llegada de las multinacionales, muchas de ellas de Estados Unidos. Por otro lado, la crisis financiera de 2008, que supuso la consolidación traumática del sector, eliminó muchos actores, sobre todo cajas de ahorro, y dejó el mercado en manos de pocos bancos pero grandes.

Así pues, cuando ha tenido lugar el boom de la IA –gracias a la evolución de la capacidad de cálculo de la tecnología y al gran volumen de datos que hay que gestionar– AIS se ve que no puede aprovechar al máximo el viento de cola y su buena reputación por una cuestión de dimensión. Sin embargo, AIS facturó 6,5 millones de euros el año pasado, un 60% más que en 2022; para este año la previsión es llegar a los 7,8 millones, un 25% más. Por su parte, el grupo pfs, con sede central en Madrid, tuvo unas ventas superiores a los 30 millones de euros en 2023.

También en la industria

El sector financiero proporciona el 80% de las ventas de AIS. El 20% restante proviene básicamente de la industria. La tecnológica catalana ha desarrollado software basado en IA para la optimización de procesos que se aplican en actividades como la fabricación de piensos, cartón ondulado para hacer cajas o el engorde animal.

«La intención ahora es detectar nuevos ámbitos en los que las soluciones de AIS puedan aportar valor y crecimiento». Fernández señala, por ejemplo, el de la distribución, en el cual pfs tiene una buena cartera de clientes.

Internacionalización

La empresa catalana, que mantendrá la marca y la autonomía operativa, dispone de oficinas en Bogotá, Buenos Aires, Santiago de Chile, Ciudad de México y Lisboa. Del exterior proviene el 50% del negocio, aunque hace solo un año las ventas en América Latina solo representaban el 20%. David Fernández destaca que en el crecimiento del negocio exterior les está funcionando muy bien ir al lado de organismos multilaterales. En 2022 ganaron la licitación del Banco Mundial para optimizar el sistema de gestión financiera del banco público de Cabo Verde. En esta ocasión tuvieron el apoyo de Acción, que identificó la oportunidad y los presentó en actores relevantes del país.

También es el caso del proyecto que tienen ahora en marcha con la Corporación Financiera Internacional (IFC), la rama del Banco Mundial orientada al sector privado. AIS ofrece soporte en la implementación de la banca abierta (open banking) en Colombia, como primer paso para hacerlo en otros países de América Latina. La banca abierta permite a un tercero autorizado acceder a los datos bancarios de un particular para poder ofrecer productos financieros. Es una manera de hacer más accesible el crédito a una población con unos niveles de bancarización muy bajos, porque identifica a los buenos pagadores y a los que no lo son.

“Pensamos que es un proyecto con mucho potencial y es una de las grandes apuestas que tenemos”, afirma el director comercial de la firma.

Hasta ahora el enfoque exterior de AIS no ha estado en Europa pero eso podría empezar a cambiar gracias a la entrada en el grupo pfs.

“Pensamos que ha llegado el momento de crecer en Europa y estamos en la fase de identificar los socios adecuados para ofrecer soluciones a los bancos del continente”, afirma.

Leer noticia original en L’Econòmic